El Pangolín es hoy el animal más traficado del mundo.

El Pangolín es hoy el animal más traficado del mundo.

Cazado para su utilización con fines medicinales, el pangolín es el único mamífero con escamas. Actualmente se encuentra en serio peligro de extinción.

El Pangolín es un mamífero que proviene de Asia y en África, donde además se consideran sus escamas como un ingrediente con poderes medicinales o vigorizantes. Lamentablemente, y debido a esto, su destino termina siendo la muerte y posterior venta en el mercado negro.

“La crisis más urgente que amenaza a estos animales está provocada por la demanda de su carne para restaurantes exóticos en Asia; de su piel para hacer artículos de cuero de alta gama (como botas lujo que se ofrecen online) y, por supuesto, de las escamas para uso en medicina y tónicos. El comercio ilegal de pangolines, que se nutre de esos factores, es el principal impulsor de la caza furtiva y la amenaza más firme para su futuro”, expresa Crawford Allan, director de Traffic, la red de comercio de vida silvestre de la WWF (World Wildlife Fund).

Existen mundialmente sólo ocho especies de Pangolín (cuatro de África y cuatro de Asia) y todas están en grave peligro y protegidas por la CITES (Consorcio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), una organización global que pudo prohibir su comercio.

Escamas de Pangolín incautadas en un total de 14,2 toneladas. Todas provenientes de 4 especies Africanas.

Aunque su venta esté prohibida, estas especies abundan en el mercado negro y se siguen comerciando más que cualquier otra. En los últimos diez años se vendieron aproximadamente un millón de Pangolines de diferentes especies. 

“El volumen que se trafica de sus escamas es asombroso y ninguna especie amenazada puede sostener este nivel de extracción por mucho tiempo. Se necesita una acción más fuerte para disuadir a los traficantes y para cambiar la conciencia que impulsa su consumo”, exige Kanitha Krishnasamy, directora de la filial Sudeste Asiático de Traffic.
Sus escamas son utilizadas para medicina natural y como remedio casero para tratar el asma, el reumatismo y la artritis, además de ser utilizadas como vigorizante.

En China y en Vietnam se considera su carne como un manjar, por la que se paga mucho dinero en los restaurantes más exóticos con el fin de “probar algo nuevo”.

Lamentablemente, mientras menos Pangolines haya, más preciadas son sus escamas y su carne, lo que hace que aumente notablemente su valor en el mercado negro y los cazadores furtivos se tienten aún más de cazarlos.

La solución

“No es fácil, pero en este momento existen múltiples enfoques con ese objetivo, desde promover programas para protegerlos en el lugar en donde viven, Africa y Asia, hasta detener el contrabando y la demanda en Asia. Esas iniciativas incluyen capacitar a las fuerzas del orden público para que puedan detener el tráfico en puertos y aeropuertos. También se intenta a través de campañas de sensibilización para los consumidores en Asia, a quienes se aconseja que los pangolines no son una elección inteligente y que sus productos son ilegales”, cuenta Allan.

– Foro Ambiental

Fuente: Clarín

Disminuye considerablemente la población de algunas especies de pingüinos de la Antártida

Disminuye considerablemente la población de algunas especies de pingüinos de la Antártida

Las poblaciones de pingüinos en algunas partes del sector Antártico se han reducido en un 75% a lo largo del último medio siglo. Estos sucesos ocurren principalmente a causa del cambio climático, exclaman los investigadores.


Los científicos detectaron que las colonias de pingüinos de barbijo, se han reducido considerablemente desde su último censo hace casi 50 años.

Cada colonia de Elephant Island, un importante hábitat de ejemplares al noreste de la península Antártica, experimentó un fuerte decrecimiento de la población, según investigadores independientes que se sumaron al viaje que realizó Greenpeace hacia la región.

Según el último censo, realizado en 1971, había 122.550 pares de pingüinos en todas las colonias de la isla llamada Elephant. Sin embargo, el mayor descenso de la población (del 77%) se detectó en una colonia conocida como Campo Barbijo. 

Las causas son visibles y predecibles, el calentamiento global ha conducido a la reducción de masa de hielo, lo que produjo océanos más cálidos y mucho menos krill, el componente principal de la dieta de los pingüinos.

“Los pingüinos son una especie icónica, pero esta nueva investigación muestra cómo la emergencia climática está diezmando sus números y teniendo impactos de gran alcance en la vida silvestre en los rincones más remotos de la Tierra”. Dijo Louisa Casson, activista de Greenpeace Oceans.

El pingüino de Barbijo se caracteriza por una gorra de plumaje negro u oscuro, un rostro blanco y una franja continua de plumas negras que se extiende de un lado de la cabeza hacia el otro.

Hasta el momento, estos ejemplares eran considerados como “menor preocupación” por la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (UICN), lo que hizo que los hallazgos sean aún más sorprendentes y valorables. 

  • Foro Ambiental

Fuente: CNN

Kenia: Murió Tim, uno de los últimos elefantes de colmillos gigantes

Kenia: Murió Tim, uno de los últimos elefantes de colmillos gigantes

El elefante Tim se encontraba en el parque nacional Amboseli, en Kenia. Conocido ya como uno de los últimos Tuskers, nombre con el que se reconoce a los elefantes cuyos colmillos alcanzan un peso superior a los 45 kilos.

Los Tuskers de Amboseli llevan el mismo nombre que el lugar en el que habitan, pero con el fín de evitar su extinción, se oculta al público para evitar que sean encontrados por los cazadores furtivos. Existen casos en los que se utilizan códigos como “F_MU1” para referirse a ellos, u otros métodos que no sean fáciles de entender.

Los científicos especializados en el tema creen que actualmente quedan menos de 20 ejemplares con vida en todo el mundo.

Si bien Tim murió a los 50 años y de causas naturales (lo que significó una gran victoria para sus cuidadores por no haber muerto en manos de cazadores furtivos) anteriormente lo han tratado por una herida de lanza que le atravesó parte del hombro y la oreja. Muchas veces se encuentran animales que bajo protección con heridas de bala, atrapados en trampas hechas por humanos o con flechas venenosas en sus cuerpos.

El cuerpo del elefante fue trasladado al Museo Nacional de Nairobi, en donde lo disecará un taxidermista. Tim será exhibido más adelante, luego de su embalsamamiento, con fines educativos.

El director general del Servicio de Fauna Silvestre de Kenia, Paul Udoto, dedicó unas palabras para entender su legado: “Las familias de los elefantes son matriarcales y los machos suelen volverse más solitarios cuando alcanzan la madurez sexual. Pero Tim siempre fue bienvenido para viajar entre las matriarcas y sus familias. Sin pretensiones, era modesto y relajado. Un verdadero conservador de la paz en Amboseli. Era muy conocido y querido en todo Kenia”.

  • Foro Ambiental

Fuente: La Nación

Australia: los incendios podrían contaminar las fuentes de agua potable

Australia: los incendios podrían contaminar las fuentes de agua potable

Al llegar eventualmente las cenizas a los ríos, cuencas y finalmente el mar, probablemente se contamine el suministro de agua y se pierda gran parte de la fauna acuática

Luego de que los incendios arrasen fuertemente áreas grandes de la parte de Australia que fue afectada por la sequía, los científicos temen que cuando vuelva a llover, las precipitaciones arrastren los restos quemados hasta los ríos, cuencas, presas y el mar. Esto ocasionaría un gran impacto ambiental.

Durante muchas semanas se acumuló ceniza, vegetación quemada y hasta cadáveres de animales arrasados por los incendios a lo largo de las playas de Sídney. Pero lo que se ha llevado el viento es sólo una pequeña parte de las grandes cantidades de restos que muy probablemente acaben en las fuentes hídricas una vez lleguen las lluvias intensas.

Esto significa un desastre ambiental nunca antes visto en Australia, lo que resultará en problemas graves para el suministro de agua, los ecosistemas de la zona costera y los ríos que sustentan a la fauna.

“Casi no cabe duda de que las perturbaciones a esta escala afectarán a la biodiversidad. Me preocupan mucho las repercusiones en ecosistemas de agua dulce”, afirma Ross Thompson, ecólogo de agua dulce de la Universidad de Canberra.

Otra de las principales preocupaciones es el influjo repentino de nutrientes en los cursos de agua genere “aguas negras” provocadas por las proliferaciones de algas verdeazuladas o cianobacterias.

También el oxígeno podría descender a niveles peligrosamente bajos para otros seres acuáticos, lo que a su vez podría generar muertes masivas de peces y afectar especies como las tortugas de agua dulce.

Sea cual sea la magnitud de las consecuencias en los ecosistemas y sectores de agua dulce y marinos del país, podrían pasar décadas hasta que puedan recuperarse completamente.

  • Foro Ambiental

Fuente: NATGEO

Australia en llamas: el fuego ya mató a 500 millones de animales

Australia en llamas: el fuego ya mató a 500 millones de animales

Ya se declaró el estado de emergencia en las ciudades de Nueva Gales del Sur y Victoria puesto a que se prevé un fuerte avance de la extensión de los fuegos. Muchas de las especies animales afectadas ya estaban en peligro de extinción y se estiman aproximadamente 500 millones de bajas en total.

A partir de un informe proveniente de la Universidad de Sydney, el fuego ya arrasó con 5,25 millones de hectáreas de vegetación y además de las muertes animales ya mencionadas (incluyen koalas, wombats, canguros, demonios de Tasmania y otras tantas especies) también hubo hasta el momento 19 personas muertas y alrededor de 2.000 hogares completamente destruidos.

Sorpresivamente en Sydney no se dejó de realizar el show de fuegos artificiales de cada año nuevo, lo que disparó aún más polémica y cuestionamientos hacia el estado.

La situación de los koalas es la más alarmante de todas, el gobierno de Australia ya confirmó la baja de 8.000 ejemplares, lo que conforma casi un tercio de la población total de Nueva Gales del Sur. Mientras los fuegos siguen, no parece haber indicios de conclusiones, lo único que resuena en los medios australianos es que la recuperación de la población animal y vegetal podría tardar años o incluso décadas en efectuarse.

Luego de que las temperaturas alcanzaran los 40 grados centígrados en gran parte del estado de Australia del Sur y los fuertes vientos avivaran las llamas, se declaró oficialmente el estado de emergencia en Victoria. 

Estos sectores están habitados por aproximadamente 100 mil personas, por lo que las autoridades incitaron a la evacuación temprana para evitar peores y más pérdidas.

«Si valoran su seguridad deben irse. Las pertenencias personales tienen muy, muy poco valor en estas circunstancias«, dijo a los periodistas Michael Grainger, de la policía estatal de respuesta a emergencias.

Volviendo a la polémica, El Gobierno conservador de Morrison ha sido foco de críticas durante mucho tiempo por «no hacer lo suficiente» para combatir el cambio climático como causa de la salvaje sequía e incendios en Australia. 

Foro Ambiental

Fuente:

  • Ámbito
Entre 2018–2019, la Amazonia de Brasil sufrió la mayor deforestación de la década

Entre 2018–2019, la Amazonia de Brasil sufrió la mayor deforestación de la década

Según los datos difundidos, la mayor selva perdió 9.700 kilómetros cuadrados en un año. El período analizado incluye siete meses del gobierno de Bolsonaro, que se encuentra en el centro de las críticas por su fuerte anti-ambientalismo. 

Las motosierras avanzan veloces en el mayor bosque tropical del mundo, que desempeña un papel crucial para frenar el cambio climático. La Amazonia brasileña ha perdido 9.762 kilómetros cuadrados de vegetación, territorio equivalente al de un país como Chipre, en un año. El dato, que es el peor en más de una década y supone un aumento del 30% respecto al año anterior, fue difundido por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE). La cifra confirma lo que las mediciones de alertas en tiempo real venían anticipando desde hace meses, que la deforestación se ha acelerado desde que gobierna el ultraderechista Jair Bolsonaro, un firme partidario de la explotación de la selva prácticamente cualquier precio. 

Pese a que la deforestación en la Amazonia brasileña viene aumentando desde 2012 aunque a un ritmo menor, la superficie destruida ahora es como 1,3 millones de canchas de fútbol. Las cifras difundidas indican cuánto bosque fue destruido entre agosto de 2018 y julio pasado. Es decir que incluye siete meses del mandato de Bolsonaro. Esto incrementará aún más la presión sobre el gobierno del actual mandatario, cuyas retóricas y políticas anti-ambientalistas no solo han sido foco de críticas por parte de activistas ambientales, comunidades aborígenes, científicos, académicos sino también por gobiernos extranjeros, con los de Europa a la cabeza

La expectativa ante la comparecencia en la sede del INPE en São Jose dos Campos era mucha porque la polémica mundial por los feroces incendios amazónicos de este verano sigue fresca y porque los sistemas de alerta en tiempo real indicaban que la destrucción de bosque tropical se había disparado. Aunque el presidente criticó con dureza hace unos meses al organismo público brasileño que realiza las mediciones oficiales con satélites, puso en duda sus mediciones y destituyó a su director, sus ministros de Medio Ambiente y de Ciencia han asistido a la presentación del balance de la deforestación que se mide cada 12 meses

El ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, ha atribuido el enorme aumento a “la economía ilegal” en referencia a las actividades al margen de la ley de mineros, madereros y de invasores que se apropian ilegalmente de tierras. También ha recalcado que es necesario crear oportunidades económicas sostenibles en la región. Los ecologistas y parte de los empresarios agropecuarios brasileños sostienen que el desarrollo económico de la Amazonia no es incompatible con la preservación ambiental.

Los planes esbozados hasta ahora por Bolsonaro con ese fin incluyen abrir a la explotación comercial tierras indígenas que en este momento tienen una fuerte protección legal que impide que nadie las toque más allá del uso sostenible por parte de las comunidades que habitan desde hace milenios. Entre las medidas anunciadas por los ministros para luchar contra la deforestación, está reforzar la fiscalización en la Amazonia además de llevar allí a algunos científicos y la sede de alguno de los organismos de investigación.

Para las ONG’s el principal culpable del tremendo aumento es el presidente. “El proyecto antiambiental de Bolsonaro ha eliminado la capacidad de combatir la deforestación, favorece a quienes practican delitos ambientales y alienta la violencia contra los pueblos (nativos) del bosque”, ha declarado Cristiane Mazzetti, de la campaña Amazonia de Greenpeace. World Wild Fund (WWF) ha recordado que nunca se habían puesto tan pocas multas ambientales como en los últimos meses.

Los efectos cada vez más visibles de la crisis climática han colocado la cuestión ambiental en el centro del debate político en Europa y buena parte del mundo, lo que ha supuesto una presión intensa con la que Bolsonaro no contaba y que le han convertido en el villano ambiental del planeta. En campaña, el antiguo militar ya había proclamado su desdén por la preservación ambiental, con sus clásicos desatinos discursivos incluidos. 

“Si llego a la presidencia no habrá dinero para las ONG, esos inútiles van a tener que trabajar Y no voy a demarcar un centímetro de reserva indígena”. En efecto, así ha sido. No ha extendido la protección legal a más territorio desde que se estrenó en el cargo, en enero, y dispuso recortes presupuestarios, flexibilizaciones en los controles y desarticulaciones de programas de conservación. Lo que sí tuvo que olvidar fue su promesa de seguir los pasos del Estados Unidos de Donald Trump para abandonar el Pacto de París. El enorme peso de las exportaciones a la UE y la presión política desde el extranjero le obligaron a anunciar que mantendría los compromisos suscritos.

Europa contra Bolsonaro

Para Europa, la cuestión climática es también esencial en el proceso de ratificación del acuerdo comercial UE-Mercosur alcanzado el pasado verano tras años de arduas negociaciones y que todos los países de ambos bloques deben bendecir para que entre en vigor. Francia encabeza los países que condicionan su apoyo al tratado a que Brasil respete el acuerdo mundial contra el cambio climático.

Los primeros en alzar la voz de alarma por la política ambiental del gobierno de Bolsonaro fueron los anteriores ministros de Medio Ambiente. Fueron ocho ex titulars de la cartera que, independientemente de representar diversas ideológicas, en mayo lo acusaron de estar desmantelando todo lo avanzado desde que la presión exterior por la destrucción de la Amazonia hizo que Brasil pusiera en marcha políticas para preservarla.

La deforestación alcanzó su máximo histórico en 1995 con la desaparición de 29.000 kilómetros de bosque (el triple que ahora) y su mínimo en 2012 con 4.500 kilómetros. Esa evolución positiva fue el resultado de una política sostenida que convirtió en intocables por ley decenas de reservas indígenas, decretó que en Amazonia solo se puede cultivar en el 20% de cada parcela y reforzó los sistemas de inspección y sanción para quienes cometen delitos ambientales. Hoy, todo eso podría ser echado por la borda si Bolsonaro sigue el camino hacia la destrucción ambiental que ha emprendido. 

Fuentes: 

– El País

– Foro Ambiental