Latinoamérica sostenible: cuatro proyectos regionales para cambiar el mundo

Latinoamérica sostenible: cuatro proyectos regionales para cambiar el mundo

El documental de DirecTV surgió como parte de «Latinoamérica Verde», un concurso que dinamiza la economía verde al exhibir las iniciativas regionales en diez categorías que están alineadas con los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Estas son: Agua, Bosques y Flora, Biodiversidad y Fauna, Desarrollo Humano, Inclusión Social y Reducción de Desigualdad, Energía, Finanzas Sostenibles, Gestión Urbana, Manejo de Residuos Sólidos, Océanos y Producción y Consumo Responsable.

«Uno de los objetivos propuestos fue el de potenciar la visibilidad de algunas de las historias más inspiradoras que participan en el evento. Es así que en 2018 se transmitió la primera edición de un documental que reunió 5 proyectos destacados de la edición 2016 del evento que tuvieron un impacto altamente positivo en su comunidad y este año fuimos por 4 historias que reúnen los mismos requisitos», dijo Stefano Leandro Carluccio, especialista de sustentabilidad regional para América Latina de DirecTV.

Petstar, Toluca-México

La empresa PetStar es la empresa recicladora de Pet más grande del mundo. A través del proyecto «Océanos Sanos si Reciclamos» su trabajo ecológico es el de evitar que los envases plásticos lleguen al mar. De este modo, se ocupa de que se formalicen todos los eslabones de la cadena de reciclaje: regula la situación de formalidad laboral y de seguridad de los recolectores, financia un centro de estudios, salud y alimentación para los hijos de los recolectores y ayuda fiscalmente a los centros de acopio.

En la actualidad, reciclan más de 3.100 millones de botellas al año. Esto lo logran con una red de recuperadores, a quienes ayudan a pasar de la economía informal a la formal. Cuentan con aproximadamente 1.000 colaboradores en 8 estados de la república. Tienen 8 plantas de acopio y un laboratorio especializado. Además, 400 hijos de recicladores asisten a un centro donde reciben apoyo escolar, nutrición y realizan deportes, mientras sus padres trabajan.

«Queremos inspirar. No podemos estar en todas partes por eso queremos que vengan de todos lados para poder conocer y replicar en donde están viviendo esta iniciativa», explicó Carlos Mendieta, responsable de Océanos Sanos, Si Reciclamos.

Fundación Charles Darwin, Islas Galápagos- Ecuador

El proyecto «Galápagos 2050» se encarga de reconstruir el ecosistema devastado por el hombre (y las especies introducidas por el hombre). Además, combaten la escasez de agua dulce y realizan trabajos de resiembra de cactus. Alrededor de cien científicos, académicos, investigadores, personal de apoyo y voluntarios de todo el mundo han participado de esta iniciativa. 

Actualmente, más del 75% del personal está compuesto por ciudadanos ecuatorianos. La iniciativa trabaja la restauración ecológica de especies endémicas del archipiélago. Comenzó oficialmente el 2014 y actualmente cubren 81 sitios en 7 islas del archipiélago. Hasta el momento han plantado más de 10 mil plantas de 78 especies nativas y endémicas. «Mi misión es trabajar con gente inspiradora que deje una huella, recuperar las plantas emblemáticas cada día. Llegar a nuestro sitio y ver que las plantas han crecido, saber que esto va a estar lleno de cactus y que hubo un proyecto que lo hizo realidad», enfatizó Patricia Jaramillo, líder del proyecto «Galápagos Verde 2050» en el documental.

Atando Cabos, Patagonia-Chile

Esta historia ocurre en la Patagonia chilena. El proyecto «Atando Cabos» se encarga de reciclar el material plástico de la industria pesquera y salmonera que durante años fue arrojado al mar. Luego con este material realizan todo tipo de productos plásticos como cajones, botellas, envases 100% reciclados.

Este programa, que comenzó en el 2017, tiene como foco la limpieza de residuos de la industria pesquera en la costa chilena para la protección de la vida marina y para favorecer la economía circular. Comberplast,es una de las empresas plásticas más importante de Chile y fue en el 2018 que recuperaron más de 1.000 toneladas de cabos y la meta para 2020 es superar las 2.000.

«Logramos que limpiar el plástico usando el plástico como herramienta sea un buen negocio para el medioambiente. Pudimos mostrarle a la gente que el plástico es un material tiene como mayor virtud reencarnar un millón de veces»,  se lo escucha decir a Michel Compagnon en el documental sobre su iniciativa.

Earth Sparks, Les Anglais-Haití

En Les Anglais, un pueblo del sur de Haití, a 500 kilómetros de la capital del país, se desarrolla el proyecto «Earth Sparks» que implementa servicios de energía solar, ya que hay un problema estructural en cuanto al servicio eléctrico y esta zona no cuenta con tendido eléctrico por ende, las comunidades viven literalmente a oscuras.

De este modo, la organización apoya la inclusión energética a través de una microred solar. Así se da energía limpia, asequible y eficiente para zonas rurales. Actualmente abastecen a 4 microempresas, lo que se traduce aproximadamente en más de 2.300 beneficiados.

De acuerdo a Wendy Sanasse, encargada del emprendimiento, «no es fácil pero los resultados lo valen. Si crees en una causa, vale la pena arriesgarse para mostrarle a los demás que es posible hacerlo».

Fuentes:

– Infoabe

Pujol: el mejor restaurante de América del Norte es mexicano, agroecológico y sostenible

Pujol: el mejor restaurante de América del Norte es mexicano, agroecológico y sostenible

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció al chef Enrique Olvera por su compromiso con el medio ambiente a partir de la gastronomía y luego de que su restaurante Pujol, ubicado en la Ciudad de México, fuese seleccionado como en el puesto número 12 del ranking mundial elaborado por la revista The World’s 50 Best, lo que lo dejó no sólo como el mejor restaurante de México, sino de América del Norte.

Pujol es un restaurante de comida mexicana y hay tres menús: una barra de tacos, un menú de maíz y uno de mar. Todos se elaboran a partir de criterios ambientales y agroecológicos. Es decir, sin métodos extractivos ni uso de agroquímicos. “Nos encanta hacer cocina mexicana. Reconocemos la riqueza cultural y la biodiversidad del país y creemos que cocinando es una forma de preservar ambas cosas. Se trata de una cocina única y por eso creemos que es importante preservarla. La cocina tradicional no es más que la que estamos haciendo ahora mismo”, explica Olvera.

Para este chef, que es originario del estado de Querétaro y tiene 43 años, resulta muy importante que todos los ingredientes sean seleccionados con el mayor cuidado y que, en la medida de lo posible, la mayor cantidad provenga de productores locales mexicanos, lo que le inserta de lleno en la llamada economía circular, una de las propuestas para cambiar los patrones de consumo y proteger así el medio ambiente a la vez que se lucha contra el cambio climático.

En Pujol, que fue inaugurado en el 2000, no hay platillos con carne de res. “Hemos decidido que no íbamos a trabajar con este tipo de carne porque estamos conscientes que el impacto en la huella de carbono por la carne de res es muy alto, así que sólo la utilizamos de vez en cuando, su consumo aquí es muy limitado. Estamos muy interesados en fomentar un consumo más consciente y respetuoso del medio ambiente y que al mismo tiempo beneficie a productores locales”.

Para lograrlo, dice es importante predicar con el ejemplo. Como parte de las medidas que está adoptando este restaurante en aras de cumplir con este compromiso, Olvera señala que esperan que, al finalizar este año, el 96 por ciento de sus productos vengan de productores locales de algunas zonas como Valle de Bravo, en el estado de México; Xochimilco, en Ciudad de México; y de Oaxaca de Juárez, capital del estado de Oaxaca.

Leer más | «Las 10 maravillas naturales que México nos regala»

Necesitamos no perder ese vínculo, hoy en día ya no sabemos de dónde viene la comida, no sabemos cómo se produce y hablamos de comida chatarra pensando que sólo son cosas fritas o comida rápida. Pero hay jitomates que son chatarra porque crecen en hidroponía con miles de químicos y sin ningún valor nutricional. Lo que tenemos que hacer es saber cómo se producen alimentos y quitarnos esa mala costumbre de regatear y pagar bien a quienes producen los alimentos”, reflexiona.

La gastronomía en Pujol promueve los alimentos orgánicos por su origen natural y la preservación el medio ambiente pero también porque sus gustos distan de los que son industriales. Tal como explica Olvera, “si tenemos productos bien producidos, de una buena semilla, que viene de una tierra sana, se ve de inmediato reflejado en el sabor, el sabor es solo una consecuencia, es el resultado de hacer bien las cosas”.

El caso del maíz, una parte fundamental de la comida mexicana, aquí es paradigmático. Mientras las variedades criollas se siembran cada vez menos y la harina deshidratada ha ido ganando terreno, en Pujol muelen su propio maíz desde hace 10 años. Incluso, gracias al éxito de esta iniciativa, Olvera logró abrir un pequeño local llamado “Molino El Pujol”, es decir, una tortillería. Se trata de un molino tradicional donde preparan el nixtamal y hacen la masa utilizando maíces criollos y nativos; diversos en su color, forma, textura y sabor.

La basura también recibe el cuidado adecuado. Como otra de las acciones ambientales, en Pujol se promueve que todos los residuos orgánicos se utilicen como compost por los mismos agricultores a quienes compran los productos para hacer estos platillos que tanto reconcomiendo internacional han ganado.

“Todas las personas deben unirse para trabajar en la Agenda 2030 y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Para ello, necesitamos una igualdad de género, trabajo decente, producción y consumo responsable, vida submarina y ciudades y comunidades sostenibles”, concluye el chef.

Fuentes:

– Foro Ambiental

– ONU Noticias

El nopal, una oportunidad para el desarrollo sostenible de México

El nopal, una oportunidad para el desarrollo sostenible de México

El nopal es una planta emblemática de México pero también podría convertirse en un símbolo del desarrollo de las energías limpias en el país. Desde que en febrero pasado en el municipio de Zitácuaro, Michoacán, se inaugurara una planta pionera para la producción de biogás y electricidad a partir del procesamiento de este cactus tan característico, la industria ha despertado el interés y cada vez más emprendedores destacan sus beneficios ambientales y económicos.  

El proyecto es financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México y la empresa Cruz Azul, con la participación del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias, el Instituto Tecnológico de El Llano y la Universidad Tecnológica del Norte de Aguascalientes. Gracias a esta iniciativa, se ha logrado producir hasta 920 kilovatios en una hora.

El sistema de producción de energía con el nopal comienza con la trituración de sus pencas en contenedores denominados biodigestores industriales, que se encuentran sellados herméticamente. Luego, ingresa al biodigestor donde, a través de un procesamiento anaeróbico, se obtiene el gas metano (biogás), así como también un excedente de lodo rico en nitrógeno, fósforo y potasio que puede utilizarse como fertilizante.

Según impulsores, a diferencia del gasoil tradicional no produce contaminación y hasta un 40 por ciento más económico.

El nopal proviene de la familia botánica de las cactáceas. Se trata de una planta carnosa que puede llegar a medir hasta cinco metros de altura. Sus tallos o pencas son oblongas de formas aplanadas, de color verde y contextura espinosa. En su parte superior se forman hojas rojas, purpúreas y amarillas que generalmente florecen entre diciembre y junio.

Pese a que ahora se ha hecho conocida, la idea de producir energía con nopal surgió en 2009. Fue a raíz del maíz, en Michoacán, cuando Rogelio Sosa López, un experimentado productor de tortillas, el alimento más popular de México, comenzó un experimento para intentar bajar los costos de su materia prima. Para ello trazó una alianza estratégica con el ingeniero Miguel Ángel Aké Madera y fundaron Nopalimex.

La empresa inició plantaciones de nopal y posteriormente inició la construcción de un biodigestor y pruebas de equipos de limpieza y generador eléctrico. De esa manera, obtuvo las primeras emanaciones de biogás con nopal. Desde ahí, el crecimiento fue sostenido y a principios del 2019 inauguró una planta de producción que entró en operaciones en el poblado de Zitácuaro y se convirtió en la primera generadora de biogás y electricidad a través del procesamiento del nopal en el país.

«El insumo más caro para esta industria son el gas y la luz. Basta un desliz del peso o una devaluación de la moneda para que los precios suban de manera estrepitosa. Quise buscar la manera de reducir este impacto sobre los consumidores de tortilla. Así surgió la planta de biogás a base de biomasa de nopal«, afirma Sosa López.

La meta en este año, según Miguel Aké, es alcanzar la producción de 3 millones de litros (anuales) que permitirán cubrir el 50 por ciento de la demanda de combustible del servicio público en Zitácuaro. Además, el ingeniero explica que el carburante creado a partir del nopal es compatible con cualquier vehículo y su rendimiento es similar al de la gasolina, con las ventajas de su precio y la nula contaminación ambiental que genera.

El gobernador del estado de Michoacán, Silvano Aureoles, fue el encargado de estrenar formalmente la planta y en ese marco anunció que se impulsará la generación de la industria en todo el estado. “He promovido esta gran idea para que, desde el Lago de Cuitzeo hasta Lázaro Cárdenas, podamos hacer un parque verde con plantas de nopal y distintas plantas de biogás al margen de la autopista Siglo XXI, y así, detonar el recurso”.

Leer más | «En México cada vez compran más autos eléctricos e híbridos»

Sobre el tema, el secretario del Desarrollo Agropecuario, Rubén Medina Niño, puntualizó que la propuesta inicial fue impulsar plantas similares en Huiramba y Huetamo, y se tiene contemplado que el transporte público pueda hacer la conversión de su parque al uso de gas natural.

Para Sosa López, el nopal funciona mejor que cualquier otro vegetal para la elaboración de biogás. «En México se han hecho pruebas con maíz o caña de azúcar, los resultados y cantidades de biomasa que dan esos productos no se comparan con la producción de biogás con nopal. Este organismo es muy superior a cualquier otro».

Sus impulsores, por otra parte, destacan que no contamina como sí lo hacen los combustibles fósiles. De acuerdo a Aké Madera, incluso, en la industria del biogás de nopal se aprovechan hasta los residuos. «El líquido que queda después de la producción es utilizado como fertilizante natural orgánico. En México esto es muy importante porque acá importamos fertilizantes a precios muy altos. No desaprovechamos nada, y quién sabe que más beneficios encontremos en el futuro«.

Otros casos similares

Uno de los proyectos más relevantes para la producción de biogás a partir de nopal se ubica en Milpa Alta, al sur de la Ciudad de México, donde unas 2.800 hectáreas han sido dedicadas a su siembra con fines energéticos. Allí se aprovechan los residuos de las 200.000 toneladas que se producen al año, a razón de diez toneladas por día.

Suema, la empresa responsable, ha sostenido que aspira a procesar entre tres y cinco toneladas de residuos del nopal diariamente. Y con ellas producir más de una tonelada de fertilizante y generar 170 metros cúbicos de biogás, que se convertirán en 175 kilovatios de energía, suficientes para encender 9.600 bombillas simultáneamente.

También en el municipio de Calvillo, en la región de Aguascalientes, funciona una planta única en su tipo en el mundo que genera energía eléctrica a partir de pencas de nopal y excremento de vaca. En este complejo han sido plantadas 70 hectáreas donde se cosechan de 100 a 150 toneladas diarias de nopal.

Fuentes:

  • Foro Ambiental
  • Sputnik News
  • El Financiero
Se pone en marcha el parque eólico con más aerogeneradores de América Latina

Se pone en marcha el parque eólico con más aerogeneradores de América Latina

Con una inversión de 1.200 millones de pesos, se inauguró oficialmente el Parque Energía Eólica del Sur en el Estado de Oaxaca.  Este mega emprendimiento cuenta con 132 aerogeneradores con capacidad para producir 396 megawatts y es considerado el más grande de América Latina

Durante la inauguración de esta obra, Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía del gobierno central mexicano, destacó la importancia de las energías para el desarrollo social y sostenible pero destacó que la administración federal respetará la voz de los pueblos originarios y que ningún proyecto se llevará a cabo sin su aprobación.

El nuevo parque está construido sobre una superficie de 5 mil hectáreas en el municipio mexicano de Juchitán de Zaragoza. También abarca la construcción de las subestaciones Arquitecto Ignacio Chávez y José Eduardo Ramírez Briseño. El proyecto fue una propuesta público– privada que encabezaron el Estado Federal, Estatal y el gobierno local en conjunto con la empresa nacional Energía Eólica del Sur y la firma japonesa Mitsubishi Corporation, que es la propietaria de los aerogeneradores.

Para 2024, México deberán generar el 35 por ciento de su electricidad por medio de fuentes limpias. Energía Eólica del Sur, de esta manera, superó al parque Reynosa I, localizado en Tamaulipas y declarado en agosto del 2018 el parque más grande de la región gracias a sus 123 aerogeneradores. Sin embargo, no lo es en cuanto a capacidad, ya que Reynosa I produce 424 megawatts.

De acuerdo al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, el nuevo parque representará una fuente de nuevos empleos para los municipios de Juchitán de Zaragoza y el Espinal en el Istmo de Tehuantepec, y beneficiará a la población al reducir en un mediano plazo los recibos de la luz. “Nuestro estado se posiciona como una referencia mundial de las energías renovables y representa el 90 % de la energías límpidas de nuestro país”, destacó.

Fuentes:

–El Espectador

– Foro Ambiental

En México cada vez compran más autos eléctricos e híbridos

En México cada vez compran más autos eléctricos e híbridos

Durante el 2018, las ventas de autos eléctricos e híbridos subieron un 68 por ciento en México con respecto al año anterior. Así lo reportó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), que destacó el aumento de la movilidad sustentable en el país.

El informe detalla que la Ciudad de México es la región en donde más se compran, pues 35.1 por ciento (5.576 unidades) del total de las comercializaciones se realizaron allí. Luego, le siguen el Estado de México, con 15.6 por ciento (2.407); Jalisco, con 8.9 por ciento (1.344); y Nuevo León, con 4.4 por ciento (687).  

Leer más | «En Hidalgo comenzó a funcionar un parque solar que abastecerá a 120 mil familias»

Según la AMIA, este crecimiento fue impulsado principalmente por los híbridos, es decir, aquellos coches de propulsión convencional que tienen un motor eléctrico y otro de combustión. Del total de los vehículos alternativos que se vendieron en 2018, el 92% fueron híbridos, mientras que el resto correspondió a los eléctricos.

Entre eléctricos e híbridos, el año pasado se colocaron 17 mil 807 nuevos automóviles en el mercado nacional.

Además de ser sustentables y reducir los impactos en el medio ambiente, el uso de vehículos verdes cuenta con diversos beneficios impositivos en el país. Este tipo de coches no pagan el Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (si el auto no supera determinado precio) cuenta con holograma exento de verificación (si el modelo aparece en lista emitida por la Secretaría del Medio Ambiente) y pueden tramitar el Ecotag Televía, un sistema que otorga un 20 por ciento de descuento en las autopistas urbanas de la Ciudad de México.

Ford producirá autos eléctricos en México

A partir del 2020, Ford anunció que comenzará la producción de un vehículo eléctrico en su planta de Cuautitlán Izcalli, Estado de México.“Vamos a fabricar el primer vehículo eléctrico que Ford va a exportar para el mundo y tenemos el orgullo de que sea en México”, dijo Héctor Pérez, presidente y CEO de la compañía en México.

Por el momento, no se sabe qué tipo de vehículos eléctricos se producirán, pues según Ford emplearán una nueva arquitectura exclusiva para coches a baterías. Sin embargo, el SUV eléctrico de altas prestaciones Mach E se producirá en México. Este modelo, que llegará al mercado el año que viene, superará los 480 km de autonomía y tendrá una estética inspirada en el deportivo Mustang.

En México cada vez compran más autos eléctricos e híbridos

En México cada vez compran más autos eléctricos e híbridos

Durante el 2018, las ventas de autos eléctricos e híbridos subieron un 68 por ciento en México con respecto al año anterior. Así lo reportó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), que destacó el aumento de la movilidad sustentable en el país.

El informe detalla que la Ciudad de México es la región en donde más se compran, pues 35.1 por ciento (5.576 unidades) del total de las comercializaciones se realizaron allí. Luego, le siguen el Estado de México, con 15.6 por ciento (2.407); Jalisco, con 8.9 por ciento (1.344); y Nuevo León, con 4.4 por ciento (687).

Según la AMIA, este crecimiento fue impulsado principalmente por los híbridos, es decir, aquellos coches de propulsión convencional que tienen un motor eléctrico y otro de combustión. Del total de los vehículos alternativos que se vendieron en 2018, el 92% fueron híbridos, mientras que el resto correspondió a los eléctricos.

Entre eléctricos e híbridos, el año pasado se colocaron 17 mil 807 nuevos automóviles en el mercado nacional.

Además de ser sustentables y reducir los impactos en el medio ambiente, el uso de vehículos verdes cuenta con diversos beneficios impositivos en el país. Este tipo de coches no pagan el Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (si el auto no supera determinado precio) cuenta con holograma exento de verificación (si el modelo aparece en lista emitida por la Secretaría del Medio Ambiente) y pueden tramitar el Ecotag Televía, un sistema que otorga un 20 por ciento de descuento en las autopistas urbanas de la Ciudad de México.

Ford producirá autos eléctricos en México

A partir del 2020, Ford anunció que comenzará la producción de un vehículo eléctrico en su planta de Cuautitlán Izcalli, Estado de México.“Vamos a fabricar el primer vehículo eléctrico que Ford va a exportar para el mundo y tenemos el orgullo de que sea en México”, dijo Héctor Pérez, presidente y CEO de la compañía en México.

Por el momento, no se sabe qué tipo de vehículos eléctricos se producirán, pues según Ford emplearán una nueva arquitectura exclusiva para coches a baterías. Sin embargo, el SUV eléctrico de altas prestaciones Mach E se producirá en México. Este modelo, que llegará al mercado el año que viene, superará los 480 km de autonomía y tendrá una estética inspirada en el deportivo Mustang.

-Foro Ambiental